Ir al contenido principal

Camino

Voy a subir a la bicicleta
para sentir el frío en la cara
como un modo de liberación.


El aire en movimiento será la señal
de que todo está cambiando
atrás, sólo atrás
quedará el aire fresco.

Voy a estrujar mi nariz al sol
el pelo va a hacer lo que quiera
quizás los dedos no entiendan
-en este invierno-
si están despiertos o entumecidos.

Voy a darle a cada pedal la fuerza
que nace del centro de mi cuerpo
para avanzar y para frenar cuando lo necesite.

Con mucho abrigo
arriba de mi bicicleta
voy a recorrer nuevas calles de la ciudad.



Comentarios